El sistema endocannabinoide y el CBD

Si estás familiarizado con el CBD, es muy probable que también hayas oído hablar del sistema endocannabinoide (ECS). Aunque se descubrió en la década de 1990, ha ganado popularidad en los últimos años como una forma natural de cuidado de nuestra salud en general.

El ECS actúa como el sistema de equilibrio del cuerpo regula toda la actividad fisiológica, desde el sueño y el apetito hasta la memoria y el estado de ánimo, pasando por el estrés y la ansiedad. Trabaja incansablemente para lograr la homeostasis o el balance por dentro y por fuera.

Nuestro cuerpo por lo tanto produce cannabinoides de manera natural, pero a veces necesita una pequeña ayuda porque nuestros ritmos de vida, el estrés al que sometemos a nuestro cuerpo, el cansancio acumulado...todo juega un papel importante a la hora de desequilibrarlo. En casi todos los casos de enfermedad, hay algún caso de desregulación endocannabinoide. A veces esto puede ser la causa de una enfermedad, mientras que en otras, es una señal de que el cuerpo está tratando de curarse a sí mismo. El CBD puede ayudarnos a lograr ese equilibrio, en nuestros cuerpos y mentes de nuevo. El CBD por lo tanto mejora la funcionalidad general del sistema endocannabinoide.

Cada vez están surgiendo más estudios que ayudan a descubrir nuevos conocimientos sobre cómo el CBD interactúa con el sistema endocannabinoide y aunque hay que seguir investigando para disponer de más información sobre todos los usos potenciales del CBD, ya se esta convirtiendo en un elemento básico en el mundo del bienestar y el autocuidado.

Te recomendamos